Un nuevo premio para el 20 aniversario

29 de septiembre de 2014 No Comments

¿Qué géneros y formatos sobrevivirán a la revolución digital y a la crisis económica? ¿Qué tipo de exposiciones serán visitadas por los nativos digitales? ¿Cuáles serán sus pautas de consumo cultural? ¿Qué efectos provocará el exceso de información y cuáles son las herramientas para crear un mundo inteligible? ¿Evolucionarán las webs institucionales hacia portales de contenido? ¿Cuál es el futuro de los archivos analógicos y digitales? ¿Qué alteraciones sufrirá el concepto de “programación”?

Estas son algunas de las preguntas que las instituciones culturales se plantean y tratan de resolver hoy en día. En un momento en el que los escenarios y los públicos cambian con gran rapidez, saber responder a estos retos es uno de los desafíos de los espacios culturales.

Por ello, el CCCB ha creado el Premio Internacional a la Innovación Cultural, un proyecto integrado en las acciones del vigésimo aniversario y que se ha desarrollado desde el CCCBLab, el departamento  de investigación e innovación en el ámbito de la cultura del CCCB.

¿Por qué un premio a la innovación cultural?

Desde que en 2007 acuñamos el término I+C+i para definir las actividades que organizaba el departamento, nos hemos dado cuenta de que existe una gran reserva de creatividad dentro y fuera de las instituciones culturales. Parte de esta creatividad, sobre todo la que se desarrolla más allá de nuestro ámbito, no nos llega o no termina por desarrollarse, por eso queríamos que se supiera que estamos aquí, que deseamos desarrollar esta creatividad, que como institución pública estamos al servicio de la ciudadanía.

¿Cuáles son las líneas de trabajo en que se basa el premio?

El premio será bienal, y la idea es plantear un tema en cada edición, que sirva para reflexionar desde todos los puntos de vista sobre dicho tema. Para la primera convocatoria se tratarán los públicos, porque este es uno de los grandes retos de las instituciones culturales para los próximos años. Queremos saber cómo ha evolucionado el concepto “público” en un momento en que las fronteras entre espacio físico y virtual se diluyen, cuáles son las necesidades de estos nuevos públicos.

¿Quién puede presentarse al premio?

Cualquier persona, grupo o colectivo que quiera responder a estas preguntas y ofrezca un proyecto de creación, producción y presentación de contenidos culturales cuyo formato, tema o modo de gestión respondan de manera innovadora al tema planteado.

¿Qué criterios de selección se aplicarán?

Tratándose de un premio en innovación, la novedad y originalidad serán dos valores a tener en cuenta. Por supuesto, también se valorará el rigor conceptual y metodológico, así como la capacidad para ofrecer soluciones aplicables. Otro criterio para el jurado será la transversalidad de las acciones y los métodos: que el proyecto incorpore en el ámbito cultural procesos y dinámicas de otras disciplinas para enriquecer las de las instituciones culturales. Finalmente, se valorarán las propuestas orientadas a reducir las brechas existentes en el ámbito sociocultural y el uso y cuidado del espacio comunitario.

Estos criterios servirán para que el jurado pueda escoger 10 proyectos de los cuales uno resultará ganador del premio, valorado con 10.000 euros. El premio es internacional pero busca ofrecer soluciones glocales a los retos que se plantean las instituciones en el futuro más próximo.

Un jurado de alcance internacional

También por este motivo, el jurado está formado por expertos del mundo de la cultura cuyo trabajo se desarrolla en distintos ámbitos. Son los siguientes:

. Nina Simon, directora del Museo de Arte e Historia de Santa Cruz, es experta en procesos participativos y creó en 2006 el blog Museums 2.0, uno de los primeros en analizar el impacto de lo digital en los museos. Es, además, autora de un libro, The participatory museum, que incide en el tema de investigación de esta primera edición del Premio.

. Marcos García es director del MediaLab Prado, un laboratorio ciudadano de producción, investigación y difusión de proyectos culturales y tiene una larga experiencia en procesos participativos en instituciones culturales.

. Conxa Rodà es la responsable de estrategia digital del Museu Nacional d’Art de Catalunya y ha sido jurado de Museums and the Web  y MuseumNext, los dos encuentros sobre museos 2.0 más importantes del panorama actual.

. Johan Moerman es el director del Festival de Rotterdam y el responsable de Audiences Europe Network, la red europea de instituciones que estudian los públicos en el campo de la cultura.

. Mark Miller dirige Tate Collectives, un departamento de la Tate Gallery de Londres que se ocupa específicamente del público joven y que ha conseguido implicar a los adolescentes en la programación del museo.

. Finalmente, Juan Insua, como responsable del departamento CCCBLab, es el representante del CCCB en el jurado del premio, y atesora también una experiencia de más de 20 años en el campo museístico, desde el comisariado de exposiciones hasta el desarrollo de proyectos innovadores, como Kosmopolis. La fiesta de la literatura amplificada, Now. Encuentros en el presente continuo o el mismo I+C+i antes mencionado.

No querríamos terminar este artículo sin mencionar la imagen gráfica que acompaña al Premio, creada por el estudio DesignbyAtlas, fundado por Astrid Stavro y Pablo Martín, quien ha ganado este año el Premio Nacional de Diseño. Astrid Stavro ha utilizado la tipografía escheriana Utopia de Pete Rossi para transmitir la idea que define este premio: la innovación.

Toda la información y bases de la convocatoria del primer Premio Internacional a la Innovación Cultural está disponible en esta web: http://www.innovationcccb.org/

Barcelona, ¿ciudad magnética?

23 de septiembre de 2014 No Comments

Los imanes generan un campo magnético a su alrededor que puede atraer y repeler al mismo tiempo. Lo mismo pasa con las ciudades. hace más de un siglo Georg Simmel escribía: “En la ciudad, la economía monetaria y la documentación del intelecto tienen una relación muy cercana(The Metropolis and Mental Life, 1903). La vida en las ciudades no ha cambiado tanto a lo largo del siglo, a menudo la vida cultural se supedita a esta economía monetaria, ya sea bajo la forma de la especulación del suelo, ya sobre la forma del turismo (la especulación económico-cultural). Seguimos con la estela de Simmel y su visión de la ciudad como una lucha, no solo del hombre contra la naturaleza, sino de todos los hombres entre ellos. Algunos cineastas de la misma época articularon una mirada lírica y utópica de la “ciudad moderna” con toda su fauna y flora, con toda su fuerza productiva: es el caso de Vertov, Vigo, Ivens, Ruttman, Moholy-Nagy, entre otros, imágenes de las ciudades como un cuerpo orgánico que comprendía tanto su estructura física como su corpus social. Son los vídeos que hemos incluido en la careta de la sesión.

“El hombre de la cámara” (1929). Dziga Vertov

El tiempo pasa sobre las ciudades, pero el bullicio no se para, las prioridades cambian, pero el artificio permanece en distintos ámbitos de acción. Ya no hace falta crear un “barrio gótico” ficticio, como en la Barcelona de principios del siglo XX, ni llevar a cabo ninguna “Exposición Universal” como la de 1888 que Eduardo Mendoza describe tan bien en “La ciudad de los prodigios“, o la de 1929; ya no son necesarias unas Olimpíadas como las de 1992. Pero la transformación de la ciudad en beneficio de la internacionalización de su imagen (“ciudad-marca”) sigue en pie, por ello muchos barrios se han levantado contra las políticas municipales que velan para seguir creando la “imagen-marca” de la ciudad, siendo el barrio de la Barceloneta y el Raval-Poble Sec (con el “Pla Paral·lel“) los actuales focos más activos. La ciudad no es un concepto, sino un sistema complejo de relaciones que debe tener en cuenta el urbanismo y la demografía, la sociología y la ecología, la economía y la cultura (de hecho, todo es cultura). La ciudad es un espacio que, por naturaleza, fomenta la pluralidad y la diversidad, también cultural. La ciudad es para recorrerla, como en el flâneur de Benjamin, para reforzar lo que decía Michel de Certau, que “la historia empieza a ras de suelo, con los pasos“. La ciudad es para vivirla, para habitarla, la ciudad es de sus ciudadanos.

Joan Maragall (de la familia “Maragall”) hizo una Oda nova a Barcelona en 1911, donde ya presenta la ambivalencia de la ciudad; por un lado es una ciudad “con mucha presencia”, “dicharachera”, “con rauxa y traza”, “la gran hechizadora”, pero también dice que es “cobarde, cruel y grosera”. La metrópolis barcelonesa no es solo la “ciudad podrida” que cantaban los de la Banda Trapera del Río y que el escritor Javier Pérez Andújar recupera en su libro Paseos con mi madre, sino que también es un espacio de oportunidades, de intercambios y de producción político-cultural. Muchos músicos recuerdan la Barcelona preolímpica como un lugar efervescente en el que la música inundaba las calles, los clubs, las sedientas bocas de la gente. Música diversa, música no estanca en géneros, estilos o grupos, música que lo único que quería era ser música, salir volando y volver a caer para mineralizar algún tipo de ritual social; una experiencia también estética, de vanguardia, pero, al mismo tiempo, una fiesta para compartir con sus vecinos (también de filias), en los lugares, dentro de la propia ciudad y no en recintos o precintos preparados para la ocasión. Muchos músicos recuerdan haber tenido sus primeras fiebres musicales asistiendo a conciertos en los locales de las ciudades, encantados de haber compartido noches y pasiones musicales con gente tan diferente que, hoy en día, en un mundo tan especializado y sectarizado, solamente podrían coincidir en las redes sociales o en las fiestas de la ciudad, por decir algo.

Captura del documental de Llibert Fortuny i Za!

En esta cuarta sesión del #BCNmp7 de 2014 intentaremos acercarnos a todo esto desde la música a partir de figuras como Za!, Munir Hossn, Llibert Fortuny, Pablo Schvarzman y David Soler. Es el tema, y los músicos, que han querido subir al escenario los programadores, Aurelio Santos (WTF Jam Sessions) y Mireia y Víctor de Sones. Estos músicos son de Barcelona pero de orígenes muy diversos: Munir Hossn es de Brasil, vive en París y empezó a aprender música en la iglesia donde su madre llevaba el coro, tocando todos los instrumentos para suplir las bajas; Pablo Schvarzmann vino a finales de los años 80 de Buenos Aires para poder entrar en una conocida escuela de música y, atraído por la vida auténtica y bohemia que ofrecía la ciudad, empezó con el jazz para acabar en los brazos de la electrónica y la experimentación; Llibert Fortuny es de Las Palmas, pero su familia en seguida se estableció en Cataluña, es metódico y asalvajado, y ha convertido su saxo en una orquesta entera; David Soler es hombre de guitarras, de pedal steel, de las tierras telúricas del Montseny, y vive para tocar sin restricciones; Edu Pou y Pau Rodríguez son Za!, los únicos de Barcelona, que entraron en la música gracias a los locales de ensayo y el circuito underground de las salas de concierto (si es que pueden llamarse así), y sus estilo es la falta de estilo, o la suma de todos los estilos, pero aún y así son reconocibles a quilómetros de distancia por la fuerza, la energía y la loca alegría de su directo.

Todos ellos han sido reunidos en esta sesión para explorar, de nuevo, el diálogo con músicos de estilos bien distintos a partir de la improvisación, para dar protagonismo a la contundencia de la actuación única en un directo en buenas condiciones (cosa que a veces se pierde en contextos masivos) e irrepetible. Además, Barcelona, con sus contradicciones, ha servido para establecer un hilo conductor a la sesión, que se dividirá en tres bloques y que irá acompañada por tres breves cápsulas documentales sobre los temas con las intervenciones de los propios músicos: “La llegada a Barcelona y la llegada a la música”, “Cara A y cara B de Barcelona” y, finalmente, “Los estilos y la improvisación”.

Sesión #BCNmp7: Barcelona, ciudad magnética

Día y hora: 2 de octubre de 2014 de 21 a 24h

Llugar: Teatre del CCCB

Con la participación de: Za!, Llibert Fortuny, Munir Hossn, David Soler, Pablo Schvarzman y otras sorpresas

Programan: Sones y Aurelio Santos

Precio: 7 € / Reducido: 5 €

Entrada gratuita para los Amigos del CCCB, menores de 16 años y parados.

Luces y sombras de los drones

22 de septiembre de 2014 1 Comment

Un drone, hasta hace poco, era un zumbido o un abejorro. Pero no es actualmente una palabra de uso común gracias a los ruidos o el mundo animal. La palabra drone es más conocida hoy como sinónimo «de avión sin piloto». No es, sin embargo, un invento del siglo XXI. Hace años los llamábamos «aviones teledirigidos». Pero el progreso sí ha supuesto por lo menos tres novedades que han hecho que necesitáramos una palabra nueva: la autonomía de vuelo, la distancia con quien controla los mandos y su uso militar.

La capacidad letal es el origen de la fama de los drones en la última década, pero también tienen usos civiles y comerciales. Dos empresas gigantes, Amazon y Google, se pelean hoy para ver quién será capaz de hacer que estos aparatos transporten paquetes de un almacén a casa en un par minutos. Pero muchas empresas más imaginan otros servicios para los drones: cultivar un prado, realizar tareas de salvamento, revisar tuberías en las azoteas de edificios u obtener mejores imágenes de casas en venta. Sus usos comerciales se dispararán a partir de 2018, con una nueva legislación en Estados Unidos. Los drones no solo son aviones con un piloto remoto; algunos de estos usos nuevos serán –si todo bien– con aviones autopilotados, capaces de reaccionar mediante un software.

Sin embargo, la triste fama de los drones y el motivo del debate Drones. El asedio a distancia es la impresionante habilidad para matar que han demostrado. Hasta ahora solo tres países han matado con drones: Estados Unidos, Reino Unido e Israel. El uso militar de los drones no reside solo en disparar misiles. La vigilancia y el reconocimiento son usos estratégicos más comunes. La mayoría de los países que tienen drones –más de 50– son de este tipo más inofensivo. La violencia futura de los drones no será solo en forma de bombas. China –y otros países también, seguro– trabaja en aviones que puedan llevar a cabo guerra electrónica: bloquear el sistema GPS, confundir programas de localización de objetivos…

Pero los drones letales han sido más evidentes y, además, han actuado en espacios aéreos con libertad de movimientos, sin amenazas de defensas antiaéreas o aviones de combate: Pakistán, Afganistán, Somalia, Yemen, Gaza. Los drones estadounidenses han constituido una de las dos grandes herramientas en la campaña antiterrorista del presidente Obama desde 2008 –la otra son las fuerzas especiales. Está por ver su eficacia en una guerra real, donde el enemigo disponga de armas antiaéreas. Quizá se trabajará con drones más pequeños, indetectables: los hay de 15 centímetros. También habrá pronto drones que podrán vivir en el aire, con una autonomía solar de hasta tres años. Es un mundo por descubrir.

La actividad constante de los drones estadounidenses en zonas remotas ha hecho que los presuntos miembros de Al Qaeda y de sus filiales no hayan podido vivir ni entrenar tranquilos. Obama ha reducido su uso en los últimos dos años, pero el precio que se ha pagado con víctimas civiles es enorme. La rabia que ha sentido la población afectada por verse siempre bajo amenaza hace dudar del éxito del método.

Los drones pueden funcionar con inteligencia humana: alguien avisa de que un objetivo está o estará en tal lugar y se ataca. Pero el objetivo puede estar con su familia o en una fiesta. ¿Qué hacer entonces? Dependerá de la importancia del objetivo para la fuerza atacante. Los drones también han actuado mediante unos ataques denominados «de firma»: la inteligencia norteamericana establece un patrón que define actividades terroristas; por ejemplo, una caravana de coches o un campo de entrenamiento. Si un drone de reconocimiento graba una actividad que sigue estos criterios, se puede atacar. Las consecuencias han sido a veces terribles.

El general del aire retirado Michael Hayden –jefe del NSA durante las semanas dramáticas posteriores al 11-S– ha dicho en referencia a los ataques contra el estado islámico en Irak que «la confianza en el poder aéreo tiene todos los atractivos del sexo esporádico: parece ofrecer toda la gratificación, pero sin ningún compromiso». A Hayden le parece que una estrategia como ésta es dudosa e insuficiente. Ahora imaginemos una estrategia en que el poder aéreo está en manos de aviones sin piloto. ¿Qué tipo de sexo sería? Hace años que el presidente Obama lo practica.

Jordi Pérez Colomé es periodista experto en política internacional y autor del blog Obamaworld. Participa en el debate Drones. El asedio a distancia, que tendrá lugar el próximo 2 de octubre en el marco del proyecto Bajo asedio.

#habitació1418 #h1418 #CCCB #Macba #roomers #creativitat #jovescreatius #Barcelona #quésomos #adóndevamos #dedóndevenimos #etc

22 de septiembre de 2014 No Comments
Imagen de previsualización de YouTube

Llegados a este punto y tras todo este tiempo, creo que la mejor definición para este proyecto sería afirmar que «Habitació1418 es un espacio (en todas las acepciones del término) en el que pasan cosas». Tan simple y tan ambiguo como eso.

Ya han pasado ocho meses desde el primer sábado en el que, con un secretismo intencionado, comenzamos a reunirnos en el «campamento base» de Habitació1418 (Plaça dels Àngels).

Esta experiencia, que se presentaba casi como un laboratorio, ha ido mutando, se ha ido transformando y se ha ido retroalimentando de las ideas que lanzaban los roomers, por una parte, y por otro lado de las intenciones que iban llegando desde la vida y el programa del CCCB y el Macba. He de reconocer que de ahí, de este juego recíproco, de ese constante each other surgió de forma muy acertada lo que a día de hoy es el modus operandi de Habitació1418.

La retroalimentación y esa actitud que potenciamos, ya en talleres, ya en encuentros con diferentes «personajes», acaban generando material al que damos salida real. Un ejemplo reciente sería el taller de La canción del verano con el performer Anamor, en el que realizamos un track y un clip con intenciones de convertirse en summer hit. Esta pieza de vídeo, fruto de muchas horas de trabajo, todo sea dicho, finalmente también ha servido de promoción del propio proyecto vía Youtube.

Imagen de previsualización de YouTube

El funcionamiento hasta el mes de junio ha sido el de un «laboratorio» en el que se iban tanteando en streaming temáticas e inquietudes para poder, de alguna forma, abarcar diferentes problemáticas teens, siempre en acuerdo y sin dar la espalda a lo que acontecía en el CCCB y el Macba. Otro ejemplo claro de esta dinámica fue el taller de Cutout stop motion que realizamos con el equipo Atelier a partir de una visita a la exposición «Metamorfosis».

La Habitació se abre de nuevo en otoño

A partir de este septiembre y como nueva apuesta, hemos decidido crear temáticas mensuales. Esto permite profundizar y no trabajar a modo de tapeo, es decir, seguimos apostando por la experiencia dentro del campo de las artes, las tecnologías y «lo otro», pero con propuestas más extensas.

Octubre, por ejemplo, es el mes del cine. En este periodo vamos a trabajar en colaboración con L’Alternativa. La idea es grabar, escribir y participar de todos los pasos que se presuponen al hecho cine. Desde la elaboración de guión, grabación, posproducción y sonorización hasta la cartelería. Evidentemente, esta propuesta, que requiere de una inmersión y dedicación plenas, verá la luz en formato corto para el mes de noviembre, dentro de la programación del festival. Seguimos, pues, como comentaba, retroalimentando y ofreciendo una salida, una experiencia y unos procesos de producción reales.

Siguiendo esta «manera de hacer», noviembre será el mes de la foto con el equipo de Word Press Photo. En este caso entraremos en la dinámica real de un certamen fotográfico y podremos coquetear con el mundo del fotoperiodismo y el fotorreportaje.

La habitación no es un espacio, o al menos no solo es un espacio físico, sino que en ocasiones se expande y se reinventa en diferentes proyectos o actividades paralelas que los chicos también han ido proponiendo. De esta forma surgió #habitació080, una actividad en complicidad con la 080 Barcelona Fashion Week. Durante los días de la muestra de moda dos de nuestros roomers se convirtieron en bloggers y visitaron las instalaciones del certamen, y tuitearon e instagramearon todo lo que allí acontecía.

Poco antes ya habíamos empezado con «gif, gif, hurra», un tumblr donde a modo de archivo se van colgando gif animados sin una temática concreta. En dicho tumblr vamos subiendo a la red los gifs junto al nombre del autor, como una manera más de dar a conocer este tipo de trabajos. La razón era muy básica: muchos de los roomers ya trabajaban y se entendían con el universo gif animado.

No quiero hacer una enumeración de actividades y convertir estas líneas en algo plano, por lo que proponemos un pequeño ranking de las que (para los roomers) han sido las actividades que más han marcado estos ocho meses de Habitació1418.

Estamos en el aire. Cápsula de radio fruto de un taller realizado con Julieta Dentone, artista, comisaria y experta en radio.

Taller Stop Motion con Atelier

En definitiva, os invito a seguirnos en las redes y sobre todo a visitar, cualquier tarde de sábado de 17 h a 21 h, nuestro rincón en la Plaça dels Àngels.

Para acabar y como no podía ser menos, otro vídeo. Os dejo con un clip que nos propone una fecha para volver a vernos.

Imagen de previsualización de YouTube

+Info:

www.facebook.com/habitacio1418

www.habitacio1418.org

twitter.com/habitacio1418

contacto:

info@habitacio1418.org

¿Qué nos plantea hoy la ciudad contemporánea?

17 de septiembre de 2014 No Comments

¿De qué tiene que vivir la ciudad?

¿Cómo favorecer la convivencia de culturas en un territorio de llegada?

¿Cómo conseguir una vivienda digna para todos?

¿Cómo deben abrirse las ciudades al mar?

¿Cómo convertir en sutura integradora ul río que puede provocar una barrera marginal entre dos zonas?

¿Cómo resolver el encuentro de la ciudad con la naturaleza?

El pensamiento y la reflexión acerca de la ciudad contemporánea, sus transformaciones y sus retos, han vertebrado la programación del CCCB desde sus inicios a partir de cursos, conferencias, exposiciones y el Premi Europeu de l’Espai Públic.

Esta mirada a la ciudad ha permitido desarrollar también un programa permanente sobre el tema, los Itinerarios, que recorren las zonas de la ciudad para aprender a mirarla y descubrir su complejidad de forma directa y vivencial, a partir de las cuestiones que, en el momento presente, nos plantea la ciudad contemporánea. Y lo hacemos también teniendo en cuenta los últimos 150 años en los cuales se configura la ciudad moderna y se crean las bases de la ciudad actual.

Desde 1994 hasta la actualidad, hemos acompañado a más de 100.000 personas en este descubrimiento reflexivo. Esta evolución a lo largo de 20 años de programa de itinerarios ha traído consigo el diseño de varias rutas de las que cada año se priorizan aquéllas que parecen plantear los temas más candentes.

Itinerarios para todos los públicos

Para el público general, en el curso 2014-15 ofrecemos como novedad la reflexión que nos brinda el barrio de la Barceloneta, interrogandonos cómo se abre una ciudad contemporánea al mar, y nos desplazamos también hasta el Llobregat para descubrir cómo se relaciona la ciudad con la naturaleza. Siguen siendo de actualidad los recorridos por el Raval para cuestionarnos cómo favorecer la mezcla de culturas en un territorio de acogida; por Poblenou, para analizar cómo conseguir que la ciudad siga siendo un lugar donde ganarse la vida; y por el Carmel y Nou Barris para mostrar que la necesidad de tener un techo es más imperiosa que cualquier normativa urbanística. Tampoco nos olvidamos de los retos en el ámbito de las infraestructuras ferroviarias que podemos visitar en la Sagrera, Sant Andreu y Sant Martí, o de la escala Metropolitana de Barcelona con el río Besòs comunicando la Barcelona central con los municipios de la orilla izquierda.

Algunas de estas zonas las hemos explorado también con grupos de personas con diversidad funcional, y toda la información sobre estas visitas se puede encontrar en este enlace.

En relación con el público escolar, el contenido que desarrollamos tiene muchos vínculos curriculares con aspectos estrechamente ligados a la geografía, la historia, los temas medioambientales, las ciencias sociales y el urbanismo, sobre todo de 3º y 4º de ESO y los Bachilleratos. Algunos de ellos son:

  • La dimensión social de la ciudad, los barrios y la gente
  • La historia de las transformaciones urbanas, sus causas y consecuencias
  • El crecimiento urbano y los retos medioambientales, modelos urbanos y conflictos sociales
  • El papel de las ciudades en el mundo contemporáneo, los modelos urbanos y los conflictos sociales
  • La evolución de Barcelona en los últimos 150 años

¿Cómo lo hacemos?

Es necesario comprender la historia para poder entender el presente, por ello, todos los itinerarios se inician con una pequeña introducción histórica que después veremos reflejada en los espacios que transitamos. Cada espacio de la ciudad nos descrubrirá las transformaciones urbanísticas y sociales que ha vivido. Vemos el presente en directo y vemos qué había sido este espacio con la ayuda de material visual de apoyo como mapas, gráficas y fotografías de época. Es necesario también trabajar con los participantes con un glosario de palabras que conforman estta historia del barrio y del espacio público de la ciudad, como movilidad, PERI, gentrificación, ciudad dispersa, ciudad compacta, sostenibilidad… Y un mapa que los acompañará en el recorrido que están realizando presencialmente.

Otra herramienta esencial es el educador que acompaña esta observación y, en muchas ocasiones, la interacción con los vecinos del barrio que se sienten implicados. El programa de itineriarios tiene un equipo de educadores que, en la medida de lo posible, están vinculados personalmente al barrio o a la zona que explican. Esto marca una diferencia abismal en el proceso de aprendizaje oral, en el que la persona que acompaña esta observación tiene vivencias directas sobre lo que explica. En este acompañamiento, dotamos de valores y pensamientos a cada participante para poder conseguir mejores competencias sobre su entorno. Y en el caso de los itinerarios en bicicleta, contamos con el equipo de Bici Cultura BCN, especialistas en arquitectura y urbanismo, que han creado estas rutas para impulsar el uso de la bici en la ciudad.

Finalmente, hay que tener en cuenta que estamos proponiendo una experiencia cultural corporal: andamos, pedaleamos, percibimos a través del cuerpo y los sentidos, tenemos que estar forzosamente abiertos a otro aprendizaje, no solo intelectual, no solo visual y auditivo; la información entra por otros canales y se transforma en nuestro interior de una manera más física, y más propia.

Queremos educar para que no haya discursos únicos sino diversidad de visiones. Y con estas herramientas queremos contribuir a formar personas activas en el panorama cultural de su entorno, capaces de actuar, de crear, de contribuir, de generar valor.

Todo el material para docentes y el público en general puede encontrarse en la web dedicada a los Itinerarios de CCCB Educació.

«...10...1819202122...304050...»