Estas Navidades, regala cultura

17 de diciembre de 2014 No Comments

El año termina y llega el inevitable momento de elegir regalos para los amigos y la familia. Y, como siempre, queremos que sean regalos que gusten, que se guarden con cariño y que no se conviertan en los temidos pongos de los que luego nadie sabe cómo librarse.

Los “pongos” del CCCB

Por esto, desde el CCCB te queremos hacer unas recomendaciones que sabemos que serán todo un éxito. Porque regalar cultura siempre es un éxito: nos entretiene, nos ofrece buenos ratos, nos permite compartir momentos de ocio y, sobre todo, nos enriquece como personas.

Sabemos que la competencia es muy dura porque la oferta cultural barcelonesa es mucha y muy variada, pero aquí va nuestro grano de arena.

Para empezar, un regalo: si en 2014 cumples 20 años, tienes un carnet joven de Amigo del CCCB totalmente gratis. Para que, si nunca has venido, nos descubras, y para que, si ya nos conoces, te conviertas en asiduo a nuestras actividades. ¡Tienes tiempo hasta el 31 de diciembre para reclamar tu carnet!

Si ya has celebrado los 20, no sufras: también tenemos carnets para ti. El joven, si eres menor de 25 años, y el de Amigo, el reducido (para jubilados y mayores de 65) y el DUO, dos carnets para dos personas. Aprovecha estas fechas, ¡hasta el 4 de enero vienen con descuento!

Catálogos para sumergirse en mundos fantásticos

Si lo que quieres es alargar la experiencia CCCB, te ofrecemos la mejor solución: revivir nuestras exposiciones a través de los catálogos. Por exemplo, el de Metamorfosis. Visiones fantásticas de Starewitch, Svankmajer y los hermanos Quay  (solo disponible en castellano) incluye textos inétidos, el decálogo de Svankmajer y una entrevista con los hermanos Quay, y te permitirá sumergirte en una de las exposiciones que más éxito han tenido en la historia del centro ( y que todavía puede verse en La Casa Encendida de Madrid).

Si tienes que regalar algo para un amante de la fotografía, no puedes perdrte los catálogos de Brangulí, Arissa. La sombra y el fotógrafo, 1922-1936 (recuerda: puedes visitar la exposición hasta el 12 de abril de 2015) o los de las muestras dedicadas a la fotografía africana, como Bamako. Si lo que quieres es viajar por la obra de grandes escritores, tienes que pedir a los Reyes el catálogo dedicado a Calders (Calders. Els miralls de la ficció), el de la exposición J.G. Ballard. Autopsia del nuevo milenio o el del Archivo Bolaño.

No nos olvidamos de la arquitectura y el urbanismo: el CCCB siempre ha sido un espacio para la reflexión en torno a la ciudad y hemos organizado a lo largo de estos 20 años muchas exposiciones dedicadas a este tema. Así pues, puedes añadir a la lista el catálogo de la exposición dedicada a las ciudades ocasionales, Post-it City;  el de la muestra sobre la transformación de la ciudad i la sociedad chinas, En la ciudad china. Miradas sobre las transformaciones de un imperio, el de la exposición dedicada a las Fronteras o la publicación dedicada a Fez (un catálogo que incluye un cd con músicas rituales de la ciudad de Fez).

Breves reflexiones y pensamientos

La colección Breus reúne en formato reducido los textos de grandes pensadores e intelectuales que han pasado por el CCCB: son sus intervenciones alrededor de los temas de reflexión sobre el presente. Coincidiendo con las fiestas navideñas, publicamos siete nuevos títulos: Democràcia, tecnologia i ciutat (Evgeny Morozov), L’habitació, la casa, el carrer (Marta Segarra), Karachi, la ciutat sense mapa (Kamila Shamsie), Breus notes sobre Europa (Gonçalo M. Tavares), Repensar el capitalisme (Nancy Fraser), Orwell i Barcelona (Colm Tóibín) y El nou desordre mundial. La crisi del model occidental (Pankaj Mishra). Con estos son ya 72 volúmenes, como siempre, en edición bilingüe catalán-idioma original.

Otra colección para el pensamiento es Dixit, editada junto con Katz editores, que recoge, traducidas al castellano, algunas de las conferencias más relevantes realizadas en el CCCB con contenidos complementarios, como entrevistas y ensayos de cada uno de los autores: de Eva Illouz a Tzvetan Todorozy Juan Goytisolo, pasando por Richard Sennet, Ismail Kadaré, Zygmunt Bauman o Judith Butler.

Finalmente, si lo que estás buscando es un regal audiovisual, en el CCCB también tenemos algunos: nuestra colección audiovisual reúne DVDs sobre cine experimental español y recorridos por el cine latinoamericano alternativo.

Todos estos catálogos y publicaciones se pueden encontrar en la librería Laie del CCCB.

¡Feliz Navidad y feliz lectura!

Barcelona, ¿ciudad magnética?

23 de septiembre de 2014 No Comments

Los imanes generan un campo magnético a su alrededor que puede atraer y repeler al mismo tiempo. Lo mismo pasa con las ciudades. hace más de un siglo Georg Simmel escribía: “En la ciudad, la economía monetaria y la documentación del intelecto tienen una relación muy cercana(The Metropolis and Mental Life, 1903). La vida en las ciudades no ha cambiado tanto a lo largo del siglo, a menudo la vida cultural se supedita a esta economía monetaria, ya sea bajo la forma de la especulación del suelo, ya sobre la forma del turismo (la especulación económico-cultural). Seguimos con la estela de Simmel y su visión de la ciudad como una lucha, no solo del hombre contra la naturaleza, sino de todos los hombres entre ellos. Algunos cineastas de la misma época articularon una mirada lírica y utópica de la “ciudad moderna” con toda su fauna y flora, con toda su fuerza productiva: es el caso de Vertov, Vigo, Ivens, Ruttman, Moholy-Nagy, entre otros, imágenes de las ciudades como un cuerpo orgánico que comprendía tanto su estructura física como su corpus social. Son los vídeos que hemos incluido en la careta de la sesión.

“El hombre de la cámara” (1929). Dziga Vertov

El tiempo pasa sobre las ciudades, pero el bullicio no se para, las prioridades cambian, pero el artificio permanece en distintos ámbitos de acción. Ya no hace falta crear un “barrio gótico” ficticio, como en la Barcelona de principios del siglo XX, ni llevar a cabo ninguna “Exposición Universal” como la de 1888 que Eduardo Mendoza describe tan bien en “La ciudad de los prodigios“, o la de 1929; ya no son necesarias unas Olimpíadas como las de 1992. Pero la transformación de la ciudad en beneficio de la internacionalización de su imagen (“ciudad-marca”) sigue en pie, por ello muchos barrios se han levantado contra las políticas municipales que velan para seguir creando la “imagen-marca” de la ciudad, siendo el barrio de la Barceloneta y el Raval-Poble Sec (con el “Pla Paral·lel“) los actuales focos más activos. La ciudad no es un concepto, sino un sistema complejo de relaciones que debe tener en cuenta el urbanismo y la demografía, la sociología y la ecología, la economía y la cultura (de hecho, todo es cultura). La ciudad es un espacio que, por naturaleza, fomenta la pluralidad y la diversidad, también cultural. La ciudad es para recorrerla, como en el flâneur de Benjamin, para reforzar lo que decía Michel de Certau, que “la historia empieza a ras de suelo, con los pasos“. La ciudad es para vivirla, para habitarla, la ciudad es de sus ciudadanos.

Joan Maragall (de la familia “Maragall”) hizo una Oda nova a Barcelona en 1911, donde ya presenta la ambivalencia de la ciudad; por un lado es una ciudad “con mucha presencia”, “dicharachera”, “con rauxa y traza”, “la gran hechizadora”, pero también dice que es “cobarde, cruel y grosera”. La metrópolis barcelonesa no es solo la “ciudad podrida” que cantaban los de la Banda Trapera del Río y que el escritor Javier Pérez Andújar recupera en su libro Paseos con mi madre, sino que también es un espacio de oportunidades, de intercambios y de producción político-cultural. Muchos músicos recuerdan la Barcelona preolímpica como un lugar efervescente en el que la música inundaba las calles, los clubs, las sedientas bocas de la gente. Música diversa, música no estanca en géneros, estilos o grupos, música que lo único que quería era ser música, salir volando y volver a caer para mineralizar algún tipo de ritual social; una experiencia también estética, de vanguardia, pero, al mismo tiempo, una fiesta para compartir con sus vecinos (también de filias), en los lugares, dentro de la propia ciudad y no en recintos o precintos preparados para la ocasión. Muchos músicos recuerdan haber tenido sus primeras fiebres musicales asistiendo a conciertos en los locales de las ciudades, encantados de haber compartido noches y pasiones musicales con gente tan diferente que, hoy en día, en un mundo tan especializado y sectarizado, solamente podrían coincidir en las redes sociales o en las fiestas de la ciudad, por decir algo.

Captura del documental de Llibert Fortuny i Za!

En esta cuarta sesión del #BCNmp7 de 2014 intentaremos acercarnos a todo esto desde la música a partir de figuras como Za!, Munir Hossn, Llibert Fortuny, Pablo Schvarzman y David Soler. Es el tema, y los músicos, que han querido subir al escenario los programadores, Aurelio Santos (WTF Jam Sessions) y Mireia y Víctor de Sones. Estos músicos son de Barcelona pero de orígenes muy diversos: Munir Hossn es de Brasil, vive en París y empezó a aprender música en la iglesia donde su madre llevaba el coro, tocando todos los instrumentos para suplir las bajas; Pablo Schvarzmann vino a finales de los años 80 de Buenos Aires para poder entrar en una conocida escuela de música y, atraído por la vida auténtica y bohemia que ofrecía la ciudad, empezó con el jazz para acabar en los brazos de la electrónica y la experimentación; Llibert Fortuny es de Las Palmas, pero su familia en seguida se estableció en Cataluña, es metódico y asalvajado, y ha convertido su saxo en una orquesta entera; David Soler es hombre de guitarras, de pedal steel, de las tierras telúricas del Montseny, y vive para tocar sin restricciones; Edu Pou y Pau Rodríguez son Za!, los únicos de Barcelona, que entraron en la música gracias a los locales de ensayo y el circuito underground de las salas de concierto (si es que pueden llamarse así), y sus estilo es la falta de estilo, o la suma de todos los estilos, pero aún y así son reconocibles a quilómetros de distancia por la fuerza, la energía y la loca alegría de su directo.

Todos ellos han sido reunidos en esta sesión para explorar, de nuevo, el diálogo con músicos de estilos bien distintos a partir de la improvisación, para dar protagonismo a la contundencia de la actuación única en un directo en buenas condiciones (cosa que a veces se pierde en contextos masivos) e irrepetible. Además, Barcelona, con sus contradicciones, ha servido para establecer un hilo conductor a la sesión, que se dividirá en tres bloques y que irá acompañada por tres breves cápsulas documentales sobre los temas con las intervenciones de los propios músicos: “La llegada a Barcelona y la llegada a la música”, “Cara A y cara B de Barcelona” y, finalmente, “Los estilos y la improvisación”.

Sesión #BCNmp7: Barcelona, ciudad magnética

Día y hora: 2 de octubre de 2014 de 21 a 24h

Llugar: Teatre del CCCB

Con la participación de: Za!, Llibert Fortuny, Munir Hossn, David Soler, Pablo Schvarzman y otras sorpresas

Programan: Sones y Aurelio Santos

Precio: 7 € / Reducido: 5 €

Entrada gratuita para los Amigos del CCCB, menores de 16 años y parados.

LAS BUENAS NOCHES EN EL EMERGÈNCIA!2012

7 de febrero de 2012 1 Comment

La apuesta andaluza de este año para el Emergència! corre a cargo de la banda sevillana Las Buenas Noches.

No es difícil reconocer a algunos de los miembros, ya que en dicha formación encontramos al videoartista Daniel Cuberta y al dibujante de cómics y autor del cartel de esta edición 2012, Miguel Brieva.

Como ya es habitual, Jaime Casas estuvo charlando con ellos para este blog.

Las Buenas Noches «De viajes, enigmas y amigos»

Son de Sevilla (y de Madrid) pero, en realidad, de ninguna parte. Porque de ninguna parte y de todos lados proviene el folclore que reivindican. Son un grupo de folk, sí, pero no apelan a ninguna tradición concreta. Parece como si se hubieran sacado una de la manga. Se han inventado un hábito que pasa por el folk fronterizo –entre dos aguas, en un no-lugar imaginado–, el blues castizo, la copla de otros lados, aires del Este –Klezmer, que también podría ser (o lo será, vaya usted a saber…) Rembetika–, o la canción de autor en formato de grupo (de amigos).

Las Buenas Noches son un grupo de, pues eso, amigos, que desde 2006 se lo pasan bien haciendo música y esquivando las convenciones de la industria. Han publicado dos trabajos bajo licencia Creative Commons («Aventuras domésticas», en 2008, y «Un mal día lo tiene cualquiera», el año pasado). Abogan por la forma más cercana, directa y sincera de darse a conocer: producen y distribuyen su música con el sentido más abierto. Sin promociones ni etiquetas comerciales. «Bueno, es lo más directo, lo más fácil –justifican–; no depender de nadie, hacerlo todo tal y como nos gusta a nosotros. Por otra parte, con la industria musical tocada de muerte (debido a su modelo obsoleto), este es el único camino posible. También es una apuesta por empezar a hacer las cosas de otra manera, por la cultura libre y común, por unas estructuras mentales en las que el beneficio sea algo secundario frente al compartir y el hacer las cosas lo mejor posible». Sencillamente, hacen música. Sin mayor compromiso que el de la creatividad.

El grupo empezó así y así sigue: «No teníamos ninguna idea preconcebida a la hora de juntarnos –aseguran. Simplemente éramos cinco personas que habíamos coqueteado más o menos con la música y nos apetecía hacer algo en grupo». El porqué derivaron su discurso hacia ese terreno en mitad de una tradición desligada: «El estilo no suele elegirse, sencillamente va apareciendo fruto del intercambio de gustos y de las habilidades (incluso de las limitaciones)», confiesan. «Tomas un cubilete, agitas los dados en su interior y haces una tirada. ¿Qué sale? Ah, el misterio…»

Una duda que intentan aclarar de esta forma:

«Lo nuestro es una amalgama sonora a medio camino entre el pop de raíces folclóricas americanas (del norte y del sur), la música popular española (con especial devoción por Chico Sánchez Ferlosio), cierta poética oscura, enigmática y viajera, de secuencias interminables de dos acordes que recuerdan vivamente el zumbido persistente aunque a veces imperceptible que emiten algunos ascensores, y que también es frecuente en las consultas de dentistas. Si algo bueno ha traído la globalización y la invasión cultural anglosajona es precisamente la de abrir el tarro de las esencias. Si desde las provincias del imperio hemos de renunciar en gran medida a nuestra tradición cultural, o bien integrarla en esta nueva cultura globalizada, también se nos abre la oportunidad de integrar todas las demás tradiciones en todas las demás provincias, tan ricas o más que la que por razones políticas y económicas se ha impuesto».

Se presentan en Emergència! con el ánimo de los debutantes, aunque no lo sean tanto, porque ya suenan a «grupo compacto», y dejando a la interpretación de la audiencia local los porqués de unas canciones que cuentan historias de extraña e infausta cercanía. Aunque la interpretación la dejan «a gusto del oyente», porque nosotros, dicen, «ya tenemos bastante con hacerlas».

De su incursión sobre las tablas de Emergència! solo esperan «compartir el escenario con otros grupos, disfrutar tocando y que la gente pase un buen rato. ¿Qué más se puede pedir?». Que ustedes, público, no se lo pierdan. Avisados quedan.

Jaime Casas (JaimeCasasB)

Las Buenas Noches estarán tocando en el escenario Hall dentro de la cuarta edición de E! que tendrá lugar en pocos días, el 18 de este mes. Y como adelanto, un vídeo que grabaron en Portugal en el año 2009, de una de las canciones contenidas en su segundo trabajo «Un mal día lo tiene cualquiera».

Sigue el festival en Twitter #EMERGENCIA2012

PEGASVS EN EL EMERGÈNCIA!2012

26 de enero de 2012 1 Comment

Esta semana, Jaime Casas ha entrevistado a uno de los grupos emergentes más destacados de la escena barcelonesa, Pegasvs.

Pegasvs ‘Metronómic underground’

Sergio y Luciana son Pegasvs. Antes habían sido Amore. Y al mismo tiempo: Thelemáticos. Sergio tocó en Anticonceptivas; Luciana en Sibyl Vane.  Y si tiramos del hilo encontraremos muchos más proyectos que son los mismos que como éstos son los que han dado forma a la comentada escena underground de Barcelona de los dos últimos lustros.

Pegasvs es, sin duda, un punto de inflexión; una mirada atrás que resuelve dudas sobre el presente del pop con retranca revisionista. La avanzadilla ‘hypnagogica’ –el pop americano que retoma sonidos pretéritos que miraban al futuro-, observan algunos: “Nosotros no hacemos música pensando en etiquetas; de hecho, hasta ahora no sabíamos de la existencia de dicho término”. Sea como fuere, la propuesta de Pegasvs sí se fija, y mucho, en los ritmos metronómicos, de constante aceleración sin principio ni final, del rock alemán electrónico de los 70 y del proto-punk neoyorquino. “Sí estamos influenciados por Silver Apples, además de Krautrock, la música electrónica de los 60 y 70, y bastantes cosas actuales”.

Luciana y Sergio han irrumpido sin hacer ruido, pero con la firma intención de hacerlo (“a finales de febrero Canadá publicara nuestro primer disco –apuntan-: un vinilo de nueve canciones con diseño de Elena Gallén”), con temas colgados en la red que perfilan ideas brillantes con poco pegada hasta ahora entre los grupos locales. “Intentamos comprimir una música en principio experimental y sucia dentro de un molde pop”, dicen.

La melodía del afilador, constante y emborronada en un bucle melódico; o la magnífica El final de la noche, un delirio psicodélico que recupera otra vez el sonido que acuñó el dúo alemán Neu con ‘Hallogallo’, son dos pruebas irrefutables  de los derroteros que pretenden recuperar. “Combinamos ritmos de rock alemán de los setenta con viejas cajas de ritmo. El ‘motorik’ es constante y siempre da la sensación de avanzar, por eso nos gusta especialmente”, confiesan.

Las ganas por dar forma a un discurso con “cacharros antiguos”, les llevó a “probar algo diferente a lo que solíamos hacer”. Por tanto, “decidimos cambiar las guitarras por los magnetófonos y sintetizadores, y así también cambiar por completo el proceso de creación”.

Pegasvs, cara a cara, sin batería ni guitarras, y cacharros mediante, vestirán de largo su inusual propuesta en un Emergéncia!2012 que parece tomar el pulso a todas las tendencias que ahora mismo cuentan. Sergio y Luciana, por su parte, esperan “sonar muy fuerte y que tanto el público como nosotros lo pasemos bien”. Y no se olvide de felicitar a la interesada: “Celebraremos el cumpleaños de Luciana”, que coincide con la fecha del festival.

Jaime Casas (@JaimeCasasb)

Cerramos esta entrevista con el videoclip “El final de la noche” realizado por la productora Canada no sin antes recordando que Pegasvs estarán actuando en el escenario Hall dentro del E!2012.

Sigue el festival en Twitter #EMERGENCIA2012

LOS ESCRITORES PANKAJ MISHRA Y BARBARA EHRENREICH REFLEXIONAN SOBRE EL MUNDO POSTERIOR AL 11-S

18 de octubre de 2011 No Comments

Después del 11-S, ¿nos planteamos las preguntas adecuadas para entender qué había sucedido?

Los acontecimientos posteriores a los atentados confirmaron que las tesis del choque de civilizaciones tenían fuertes adeptos entre la administración estadounidense y que la «cruzada» para combatir al terrorismo islamista sería la línea ideológica (y militar) que los Estados Unidos y sus aliados pensaban seguir. Desde entonces, los debates del Islam y su carácter supuestamente fundamentalista se han extendido, así como las voces que han denunciado esta lectura reduccionista y han intentado hacer valer la pluralidad de realidades del mundo musulmán. Entre estas últimas, la del escritor de origen indio Pankaj Mishra ha sido una de las más firmes y constantes. Gracias a su posición de persona a caballo de Oriente y Occidente y desde su tribuna en el periódico británico The Guardian, Pankaj Mishra ha aportado información, argumentos y mucha inteligencia para hacer frente a la delicada red de este debate que nos ha enredado en una retórica pro-Islam / anti-Islam ante la que la mayoría no teníamos ni conocimientos ni argumentos más allá del sentido común.

Pankaj Mishra

Mishra ha denunciado el esquema simplista en el que se han dejado caer muchos intelectuales en los últimos años, un fracaso tan importante como el militar o el económico, y que se concreta, como él afirma, en la incapacidad del pensamiento occidental para «entender su perpetuo “otro”» y para «captar la absoluta variedad, la cantidad de variables y la desconcertante interconexión del mundo globalizado». ¿Es, pues, el fracaso intelectual para entender el mundo post-11S la peor derrota de estos años?

Desde el otro lado del Atlántico, la periodista estadounidense Barbara Ehrenreich ha dedicado esta década a destapar, desde otra perspectiva, las falacias de la retórica post-11S investigando la realidad económica y social de la clase trabajadora norteamericana. Una realidad que ha explotado a raíz de la crisis económica, pero que ya arrastra desde hace décadas sus rasgos principales. Ehrenreich, poco antes de los atentados a las Torres Gemelas, ya se había puesto en la piel de la clase más desposeída de la primera potencia mundial, trabajando durante meses como camarera, mujer de la limpieza, vendedora del Wal-Mart y realizando toda una serie de trabajos de los peor pagados.

Barbara Ehrenreich

En su libro Por cuatro duros (RBA, 2003), fruto de esta experiencia, ponía encima de la mesa las condiciones inhumanas en que vivían millones de personas a merced de contratos precarios y salarios totalmente insuficientes. Pero el lenguaje incisivo de Ehrenreich ha tocado también a las clases más adineradas y la profunda desigualdad social del país de las oportunidades (This Land is Their Land, Metropolitan Books, 2008). En su último libro (Sonríe o muere. La trampa del pensamiento positivo, Turner, 2011), Ehrenreich abandona las cifras económicas y se adentra en el terreno de la ideología para denunciar que todo ese precario sistema social se sostiene ayudado por la fuerza del «pensamiento positivo». Y es que en los Estados Unidos (y, por extensión, tantos otros países bajo su influencia social y cultural), la máxima de «querer es poder» se ha ido transformando en una dictadura sutil en la que el individuo se convierte en responsable último de su situación (personal, laboral, de salud, etc.). El éxito final del «pensamiento positivo» es lograr que millones de personas intenten mostrarse felices, optimistas y sobre todo individualmente responsables de su situación, en un contexto de quiebra brutal del sistema social y económico.

Mishra y Ehrenreich, desde sus respectivas aproximaciones, nos muestran el mundo que queda detrás de la retórica bélica y reduccionista que ha dominado el discurso posterior al 11-S. Su obra pone en evidencia que quizá las preguntas que nos planteamos tras los atentados no fueron las adecuadas. Pankaj Mishra afirmaba en uno de sus artículos que la mayoría de musulmanes europeos están más preocupados por el desempleo, la discriminación y la desigualdad que por levantar un nuevo califato. Y seguramente esta preocupación no afecta solo a los musulmanes, como Barbara Ehrenreich hace años que nos muestra con su trabajo.

Pankaj Mishra y Barbara Ehrenreich participan en el debate «11-S: El mundo diez años después», con una conferencia que tendrá lugar el 26 de octubre y el 2 de noviembre, respectivamente.

12345...10...»