Centre Documentació i Debat

El CCCB homenajea a Maquiavelo

29 de noviembre de 2013 No Comments

El 10 de diciembre de 1513, Nicolás Maquiavelo escribió una carta a su amigo Francesco Vettori que contenía el fragmento siguiente:

Os diré en qué consiste ahora mi vida. Me levanto por la mañana con el sol, y me voy a un bosque de mi propiedad que estoy haciendo talar, donde me paso dos horas a ver lo trabajado el día anterior y a pasar el rato con los leñadores, que siempre se tren algún litigio entre manos, con los vecinos o entre ellos mismos. [...] Salgo del bosque, me voy a una fuente, y de allí a un lugar donde tengo trampas para pájaros. Llevo un libro bajo el brazo, o Dante o Petrarca, o alguno de los poetas menores, como Tibulo, Ovidio y similares. Leo sus pasiones y sus amores y, acordándome de los míos, me recreo un buen rato en estos pensamientos. Me voy luego por el camino de la hostería, hablo con los que pasan, pregunto por las noticias de su provincia, me entero de algunas cosas, y compruebo los diversos gustos y pasiones de los hombres.

Maquiavelo había sido funcionario florentino, pero hacía un año que lo habían expulsado del cargo de secretario en la ciudad y había tenido que refugiarse en Sant’Andrea, un pequeño pueblo a las afueras de Florencia. Allí, en un ambiente de pobreza y desolación, Maquiavelo pasaba el día entre leñadores, cazando pájaros o leyendo en medio del bosque, y por la noche se encerraba en casa y trabajaba en la redacción de El Príncipe, el tratado político que tenía que volver a abrirle las puertas de la ciudad que le había rechazado. Así es como Maquiavelo explicaba su día a día escribiendo el tratado:

[...] Avanzada la tarde, me vuelvo a casa y entro en mi despacho. Y en el umbral me despojo de mis vestidos cotidianos, llenos de fango y lodo, y me visto de ropas nobles y curiales. Entonces, dignamente ataviado, entro en las cortes de los hombres antiguos, donde, amablemente recibido por ellos, me deleito con ese alimento que es sólo para mí, y para el que yo nací. [...] Durante cuatro horas no siento ningún aburrimiento, me olvido de toda ambición, no temo la pobreza, no me da miedo la muerte: me transfiero enteramente donde están ellos. Y como Dante dice que no hay saber si no se guarda lo que se ha comprendido, yo he anotado lo que he sacado con su conversación, y he compuesto un opúsculo,  De principatibus, en el que profundizo cuanto puedo en las dificultades de esta materia; razonando sobre qué es un principado, de cuántos tipos hay, cómo se adquieren, cómo se mantienen, por qué se pierden.

La historia tiene un final triste, porque El Príncipe no se publicará hasta después de su muerte, convirtiéndose en poco tiempo en uno de los textos más influyentes de la teoría política. Este 2013 celebramos los 500 años del inicio de la redacción de la obra más universal de Maquiavelo, y la fecha elegida para recordar la efeméride es precisamente la del envío de esta carta donde se mencionaba por primera vez el opúsculo y que el próximo lunes 2 de diciembre a las 19:30 horas leerá entera el actor Jordi Boixaderas en el CCCB. Nuestro homenaje a Maquiavelo continuará con la conferencia del filósofo italiano Remo Bodei, que destacará el realismo de la obra de Maquiavelo y nos ofrecerá algunas claves para leer El Príncipe hoy en día, acompañado por los filósofos Juan Manuel Forte y Rosa Rius Gatell.

Jeroen van den Bergh: «La transición a un sistema energético más sostenible no es tan lógica económicamente»

27 de noviembre de 2013 1 Comment

Reducir el consumo energético podría no ser tan beneficioso como podríamos pensar a primera vista. En esta línea se mueven las investigaciones de Jeroen van den Bergh, que advierte que no debemos ser tan optimistas sobre los efectos económicos de los cambios que debemos hacer por razones medioambientales (como apostar por las energías renovables), ya que estos cambios siempre tendrán unos efectos indirectos que en primera instancia son invisibles. Un ejemplo que propone el profesor: con buena intención, una persona utiliza menos calefacción para reducir el consumo energético mientras que, por otro lado, el dinero que ahorra lo acaba invirtiendo en actividades que consumen incluso más energía, como un viaje en avión.

Jeroen van den Bergh considera que la creencia de que el crecimiento económico (entendido como aumento del Producto Interior Bruto) nos llevará a un mundo mejor es engañosa porque hoy en día las inversiones todavía se producen en los sectores y las actividades más contaminantes.

Premio Sant Jordi de Medio Ambiente 2011, Jeroen van den Bergh es profesor de investigación ICREA en el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales (ICTA) de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), donde investiga las causas, consecuencias y posibles estrategias para solucionar los problemas ambientales desde la perspectiva económica. El próximo martes 3 de diciembre de 2013, a las 19.30 horas, ofrecerá en el CCCB la conferencia “El reto energético: un reto social y económico” en el marco del ciclo de debates ICREA-CCCB “Retos energéticos: presente y futuro“.

La entrada a las conferencias es gratuita. También se pueden seguir en directo por Internet y en Twitter con #debatsICREA.

Contingut relacionat

Perfil i articles acadèmics de Jeroen van den Bergh al web ICREA

Entrevista a César R. Ranero: «El petroli cada vegada serà més car i el seu preu, més volàtil»

Vídeos del cicle de debats ICREA-CCCB “Reptes energètics: present i futur”

César R. Ranero: «El petróleo cada vez va a ser más caro y su precio, más volátil»

22 de noviembre de 2013 No Comments

Destacado geólogo y académico, César R. Ranero es profesor de investigación ICREA en el Instituto de Ciencias del Mar del CSIC y coordinador del Barcelona Center for Subsurface Imaging (CSI). El próximo martes 26 de noviembre de 2013, a las 19:30 horas, ofrecerá en el CCCB la conferencia “Las energías fósiles: ¿el petróleo tiene futuro como fuente de energía?” en el marco del ciclo de debates ICREA-CCCB “Retos energéticos: presente y futuro“.

Como avance de su intervención, en esta entrevista Ranero alerta que el petróleo es un recurso finito, que en 2006 vivió su Peak Oil (o pico de productividad), y que, por lo tanto, es necesario intentar abandonarlo tan pronto como sea posible. El coordinador del Barcelona CSI explica que el descenso actual en la productividad de este recurso lleva a recorrer a opciones no convencionales o a buscar yacimientos  en lugares cada vez más complicados. Según Ranero, ambas acciones encarecen y hacen más volátil el precio del petróleo, de modo que, sin duda, afectarán a la economía mundial.

Retos energéticos: innovar o decrecer

18 de noviembre de 2013 No Comments

Nuestra dependencia energética es total, no podemos desplazarnos al trabajo, cultivar un campo de patatas o preparar la cena sin energía. La sociedad occidental se articula en torno la energía y de las tecnologías que la utilizan y nos hacen la vida más fácil. De hecho, los últimos veinte años hemos consumido tanta energía como en los dos siglos anteriores, cosa que ha provocado un cambio radical en nuestros hábitos y costumbres, con numerosas implicaciones humanísticas derivadas. La agricultura, el transporte, la industria o las comunicaciones dependen del suministro energético, y también nuestra vida cotidiana: solo hay que ver como se colapsa la ciudad cuando hay un corte del suministro eléctrico, y el pánico que sentimos a tener que sobrevivir una noche a la luz de unas velas (que a su vez también son un recurso energético).

Además el acceso reciente a la energía de millones de persones en los países en desarrollo – China ya es el primer consumidor mundial– y nuestra existencia cada vez más hipertecnológica han creado una gran paradoja: el consumo energético crece como nunca, mientras que algunos recursos energéticos empiezan a agotarse. Según algunos científicos el petróleo ya habría llegado a su punto máximo de extracción –el pico de Hubbert– y a partir de entonces se iniciaría un declive de la producción sin alternativas reales a este combustible. ¿Cómo llenaremos el depósito, si el petróleo se vuelve escaso y prohibitivo? ¿Cómo obtener plástico, asfalto o sus miles de productos derivados?  La misma incertidumbre planea sobre las energías renovables, que aún no son una alternativa real a los combustibles fósiles, y también genera dudas la energía nuclear, otra vez en el punto de mira después del desastre de Fukushima.

El crecimiento imparable del consumo también conlleva debates asociados. Hasta ahora habíamos asociado progreso económico a consumo energético, y es gracias a la energía consumida que hoy estamos donde estamos. ¿Pero podemos deshacer esta asociación? ¿Podemos desligar nuestro bienestar del consumo energético? ¿Es posible una vida confortable consumiendo menos, como promueven los defensores del decrecimiento? En este debate la sostenibilidad es una cuestión capital: ¿Podemos continuar consumiendo al mismo ritmo? ¿Es sostenible, el gasto actual de recursos energéticos, o estamos hipotecando el mundo de las generaciones venideras? ¿Qué futuro nos espera, si la energía se acaba? O yendo un poco más lejos y entrando en el terreno de la ciencia ficción: en el caso que las innovaciones y el progreso tecnológico nos dieran energía ilimitada –la investigación de la fusión nuclear va en esta línea- ¿Sería bueno para la humanidad disponer de un suministro energético inagotable? ¿O nuestro espíritu insaciable convertiría el Sáhara en un minigolf gigante y construiríamos escaleras mecánicas para subir al Himalaya?

Todas estas preguntas y muchas otras se intentaran responder en el ciclo ‘Retos energéticos: presente y futuro’, la segunda edición de los debates ICREA-CCCB, una colaboración estable para dar a conocer al gran público los avances y retos de la investigación de alto nivel que se hace hoy en Cataluña. EL ciclo de reflexiones sobre producción y consumo de energía será iniciado por César R. Ranero, profesor de investigación del Institut de Ciències del Mar, que se preguntará si el petróleo tiene futuro como fuente de energía (martes 26 de noviembre). Le seguirá Jeroen van den Bergh, profesor de investigación en el Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals (ICTA), que hablará de los retos que plantea el crecimiento del consumo energético (martes 3 de diciembre) y también Andreu Cabot, profesor de investigación del Institut de Recerca en Energia de Catalunya (IREC), que hablará de cómo las innovaciones técnicas pueden dar soluciones a los retos energéticos (martes 10 de diciembre). Por último, cerrará el ciclo la catedrática de la Universidad de Lleida (UdL) Luisa F. Cabeza, que se planteará si las energías renovables son realmente una alternativa de futuro (jueves 19 de diciembre).

Contenido relacionado

Entrevista (cat): Jaume Bertranpetit, director de ICREA, presenta la institución i la colaboración con el CCCB

Debate ICREA: Grandes retos de la biomedicina

Vídeos Debate ICREA: Grandes retos de la biomedicina

¿Quién manda? El fin de poder según Moisés Naím

6 de noviembre de 2013 1 Comment

El poder ya no es lo que era. Se está degradando, fragmentando, erosionando hasta el punto de que ya nadie tiene suficiente capacidad para coger la sartén por el mango y hacer lo que hay que hacer. Lo dice Moisés Naím, espectador de primera fila de los principales centros de poder del mundo (o de su desaparición), pues él mismo es uno de los analistas más influyentes de la política y la economía internacionales, columnista de un buen puñado de diarios de referencia en América y Europa, y fue ministro de Comercio e Industria de Venezuela en los años 90.

Plaza del Sol, movimiento 15-M. Fotografía de Rafael Tovar. CC-BY-SA-2.0.

Su tesis es que ya no manda más quien es más grande o más fuerte, sino que el poder i la influencia dependen cada vez menos del tamaño, la geografía, la historia o la tradición. Esto no quiere decir que los grandes actores tradicionales, como los partidos políticos y los sindicatos, las grandes organizaciones, los ejércitos, los centros religiosos o las grandes empresas y corporaciones dejen de existir, pero sí que tendrán menos peso y menos capacidad para cambiar las cosas y tomar decisiones determinantes. Por el contrario, pequeñas organizaciones consiguen operar rápidamente en el ámbito internacional y tener repercusiones globales. Son lo que Moisés Naím llama “micropoderes”: desde empresas pequeñas que se las componen para desbancar a firmas multinacionales, a activistas a favor de la democracia o pequeños partidos minoritarios, pero también lobbies, piratas cibernéticos, delincuentes o grupos que utilizan formas alternativas de adquirir influencia que sortean las estructuras formales del sistema.

En definitiva, según Naím, el poder está cambiando. Cada vez es más fácil conseguirlo, i es más difícil mantenerlo y utilizarlo. Pero, tal como advierte Naím, antes de dejarnos llevar por el entusiasmo de pensar que esto conduce indefectiblemente a una sociedad más horizontal, liberada de viejas oligarquías, descentralizada y flexible, hemos de considerar que la erosión del poder tradicional también puede generar inestabilidad, desorden y parálisis ante problemas complejos.

Para intentar aclarar un poco más quién manda, quién está consiguiendo el poder y quién lo está perdiendo, cómo y por qué pasa todo esto, y qué consecuencias tendrá sobre nuestras vidas, Moisés Naím hablará con Antoni Bassas el próximo jueves, 13 de noviembre, a las 19:30h en el CCCB. Lo hará en el marco de la conferencia: “¿Quién manda? Las mutaciones del poder contemporáneo”, que el CCCB organiza a raíz de la presentación del nuevo libro de Naím, El fin del poder. Empresas que se hunden, militares derrotados, papas que renuncian y gobiernos impotentes: cómo el poder ya no es lo que era (Debate, 2013). Os esperamos. #MoisesNaim

«...34567...10...»